Inmigración made in USA

"Cuando nuestros valores están en juego, tenemos la responsabilidad de actuar". Es una de las frases del discurso televisivo de Barack Obama para justificar el bombardeo de Libia en 2011. Según apuntaba el presidente estadounidense, "dejar de lado la responsabilidad de Estados Unidos como líder, y más profundamente, nuestras responsabilidades hacia otros seres humanos, habría sido una traición a quienes somos". Entre sus aliados y cómplices más cercanos, Obama incluyó a Reino Unido, Francia, Canadá, Dinamarca, Noruega, Italia, España, Grecia, y Turquía.

Cuatro años más tarde y con Gadafi asesinado sin juicio previo, el pueblo libio se encuentra objetivamente en peor situación que cuando vivía bajo el régimen del dictador. Exactamente lo mismo que sucedió en Irak tras la invasión de EEUU y el ahorcamiento de Sadam Hussein... y, como entonces, quienes encendieron la mecha de la pólvora que ha detonado la situación se ha borrado del mapa.

Seguir leyendo...

No hay comentarios:

Publicar un comentario