Elecciones en Reino Unido: Miserables, pero unidos

David Cameron ha dado la sorpresa y se ha impuesto con mayor diferencia de lo que pronosticaban las encuestas, que apuntaban más bien a un empate técnico entre conservadores y laboristas. Precisamente ese empate es el que le ha dado la victoria a los tories, pues de haberse producido, Ed Miliband y los suyos tendrían que haberse aliado con los nacionalistas escoceses para llegar al 10 de Downing Street. Cameron ha jugado la carta del miedo, como ya hizo de hecho en el referéndum de independencia de Escocia... y le ha funcionado.

El miedo a un país dividido, a un Reino Desunido con la entrada en el poder de los escoceses que, con todo, han conseguido 58 de los 59 escaños que disputaban. ¿Les suena el argumento de la patria fragmentada? Los británicos han preferido seguir siendo miserables (ellos mismos acuñan el término 'miserabilism' para referirse al estado de ánimo de la nación) pero unidos, al menos con el concepto de unidad que Cameron les ha vendido.
Seguir leyendo...

No hay comentarios:

Publicar un comentario