Refugiados: la naúsea de las cifras selectivas

Desde que arrancara la crisis estafa en 2008, vivimos más que nunca en un mundo de cifras. Ahora el más pintado sabe lo que es la prima de riesgo y se maneja con las magnitudes macroeconómicas, tan explotadas por nuestros gobernantes. Sin embargo, no nos engañemos, es un mundo de cifras selectivas y que, precisamente por ello, debería provocarnos naúseas.

En esta Europa nuestra en la que se habla de locomotoras económicas, de crecimientos del PIB y que llegó a lucir en 2012 el devaluado Premio Nobel de la Paz, asistimos con estupor cómo se mancha las manos de sangre, no sólo contribuyendo al estallido -y mantenimiento- interesado de conflictos bélicos sino, además, a después masacrar con su indiferencia a las víctimas de tales guerras.

Seguir leyendo...

No hay comentarios:

Publicar un comentario