Más inseguro en el Barrio de Salamanca que en Lavapiés

Ayer murió Mmame Mbage. Le persiguió la Policía municipal desde la Plaza Mayor hasta el barrio de Lavapiés porque se intentaba ganar la vida vendiendo perfumes como mantero. Según algunas fuentes, llevaba 14 años en España. Murió por un infarto. Vender en el top manta es un delito castigado con multa de uno a seis meses, bien con cuota diaria entre los dos a los 400 euros o con trabajos en beneficio de la comunidad de 31  a 60 días. En Madrid, la ordenanza municipal sanciona al que compra con sanciones que van desde 150 euros hasta 6.000 euros. ¿Cuántas veces han visto a los municipales perseguir a alguna persona española que compraba a un mantero?

Seguir leyendo...

No hay comentarios:

Publicar un comentario