8M: Los hechos se imponen a las palabras

Durante estos días venimos escuchando a quienes reniegan de las movilizaciones de hoy que el feminismo no es ni de izquierdas ni de derechas. Así debería ser, pero sucede que el capitalismo es radicalmente opuesto al feminismo, porque buena parte de su desarrollo se basa en la desigualdad entre hombres y mujeres. Dicho de otro modo, defender el capitalismo es incompatible con defender el feminismo, por mucho que ha haya quien quiera inventarse un "feminismo liberal".

Seguir leyendo...

No hay comentarios:

Publicar un comentario