Aquí huele mal y no he sido yo

Aquí huele mal y no he sido yo. Ese parece ser el nuevo mantra que se entona en Génova tras la amenaza velada de Francisco Martínez de tirar de la manta en la Operación Kitchen. Con este cambio de rumbo, Pablo Casado debe de estar seguro de dos cosas: en primer lugar, que efectivamente se produjeron actos ilegales desde el ministerio del Interior y, en segundo, que por graves que sean los hechos no le pueden salpicar... es lo que tiene contar con antecedentes como Felipe González con los GAL. Todo parece (y es) posible, por increible que parezca.

Seguir leyendo...

No hay comentarios:

Publicar un comentario