Mal día para ser fascista

 Ayer, definitivamente, fue un mal día para ser fascista. La aprobación del Anteproyecto de Ley de Memoria Democrática y el sonoro ridículo de Vox en el Congreso de las Diputadas y Diputados generando bilis a litros en la derechona rancia de España. El lloriqueo del presidente de la Fundación Francisco Franco fue la guinda del pastel para esta fiesta democrática que tanto se le atraganta a la horda conservadora.

Seguir leyendo...

No hay comentarios:

Publicar un comentario