Hemorragia de humanidad en los CIEs

Una sociedad que no vela por el respeto de los Derechos Humanos (DDHH), independientemente de dónde se produzcan las vulneraciones o del origen de la víctima, es una sociedad con una grave tara que, más pronto que tarde, se volverá en su contra. Y es que una vez que se violan los derechos fundamentales de quien se clasifica como diferente por el mero hecho de no ser nativo, se abre la puerta a seguir violando libertades civiles ampliando la horquilla entre los nacionales, excluyendo a los que no importan. Eso es España.

Seguir leyendo...

No hay comentarios:

Publicar un comentario