La red social de Trump cae en desgracia antes de nacer


Truth Social, la nueva red social de Donald Trump, ha sido pirateada antes, incluso, de comenzar a funcionar. La habilidad de los hackers y los más que evidentes fallos de seguridad de la última ocurrencia del republicano han dejado en ridículo el lanzamiento de esta plataforma que, presumiblemente, atraerá a lo más granado del sector ultra de EEUU. 

Tras la sarta de mentiras lanzadas a través de las redes sociales e, incluso, de alentar el asalto al Capitolio el pasado mes de enero, Trump está suspendido indefinidamente en Twitter, Facebook , Instagram y YouTube… así que ha decidido crear su propia red social, eso sí, que nadie intente imitar su estilo: Los términos de uso de la red dejaban claro que no está permitido burlarse de él ni de nadie que trabaje en Trump Media & Technology Group, la nueva empresa a través de la cual se lanza la nueva red… incluso, prohibe el uso excesivo de letras mayúsculas, algo a lo que nos tenía acostumbrado el republicano en sus tuits. 

La prueba piloto de esta plataforma arrancaba en noviembre. Se suponía que los nuevos usuarios de la versión beta de Truth Social, que contará con su propia app para iPhone, únicamente podrían serlo previa invitación, abriéndose después a nivel nacional a principios de 2022 -de hecho, contaba con lista de espera para inscribirse-. Ahí es, precisamente, donde se produjo el primer error: cualquiera se podía registrar en la red gracias a un enlace público que circulaba por internet. 

Según ha revelado The Daily Dot, al hacker le bastó hacer uso de Shodan, un motor de búsqueda que localiza todo tipo de dispositivos conectados a internet, desde servidores, a routers, cámaras de seguridad o cualquier otro equipo del Internet de las Cosas (IoT). Shodan es utilizado habitualmente por quienes quieren descubrir servidores expuestos en la internet abierta y así fue cómo se descubrió el dominio que ejecutaba la versión beta móvil de Truth Social. 

   

A partir de ahí comenzó la avalancha de dominios falsos suplantando identidades de personajes públicos, incluido el propio Trump. El periodista del Washington Post especializado en tecnología, Drew Harwell, reveló una cuenta de Donald Trump (@donaldjtrump) en la que incluyeron una fotografía de un cerdo defecando (foto superior). 

Fiel al espíritu fake de Trump, su red social terminó llenándose de perfiles de suplantación al carecer de filtros de verificación, lo que al periodista de The Daily Dot le permitió, incluso, crear la cuenta @donaldtrump con la fotografía que el expresidente utilizaba en Twitter antes de que éste le cerrara su perfil. Para cuando los administradores de Truth Social se quisieron dar cuenta, la red ya estaba plagada de perfiles falsos, viéndose obligada a restringir el acceso, bloquear a usuarios para que no se crearan más cuentas fake e, incluso, a desconectar por completo el dominio.  

La autoría se atribuye a hackers asociados a Anonymous que afirman encontrarse en una “guerra on-line contra el odio”, como semanas atrás demostraron con su ataque que eliminó una web republicana de Texas reemplazándola por una recaudación de fondos para Planned Parenthood (especializada en atención de salud sexual y reproductiva y educación sexual), después de que se aprobara el polémico proyecto de ley contra el aborto

Así las cosas el futuro de Truth Social está en el aire, porque a buen seguro estará en el punto de mira de este colectivo hacker. ¿Tendrá el mismo destino que el blog personal que a principios de año lanzó Trump y que terminó cerrando apenas un mes después por las bajas visitas que registraba?

Bolsonaro y sus crímenes con la 'gripinha' COVID

 Brasil ha registrado 600.000 muertes por coronavirus. Este nivel de devastación ha tenido mucho que ver con las decisiones que se han tomado desde el Gobierno, apuntando directamente a la figura de Jair Bolsonaro. Este negacionista, referente político de partidos de extrema-derecha como Vox, acaba de ser acusado de "crímenes contra la humanidad" por una comisión investigadora del Senado brasileño.

Seguir leyendo...

Personal sanitario de usar y tirar en Andalucía

Salimos a los balcones a aplaudirlos cuando la pandemia nos recluyó en casa y los muertos se contaban al día por centenares; el presidente andaluz Juan Manuel Moreno (PP) prometió que el refuerzo sanitario se quedaría en plantilla y ahora se ventila a 8.000 de estos profesionales. Mientras, continúa la teleasistencia, las listas de espera y, en definitiva, el desmantelamiento de la Sanidad Pública en Andalucía.

Seguir leyendo...

¿Ha desarrollado la pobreza resistencia a medicamentos como el IMV?

La ministra de Derechos Sociales, Ione Belarra, anunció ayer mejoras en la prestación del Salario Mínimo Vital (IMV) de cara al año que viene, con la incorporación de un complemento de hasta 100 euros por hijo menor de tres años. La noticia no ha tenido un gran impacto mediático, sin haber conseguido ganar protagonismo frente a la declaración histórica de la izquierda abertzale por boca de Otegi, en la que mostraba arrepentimiento por todo el sufrimiento provocado por ETA.

Seguir leyendo...

Toca abrir el baúl de los recuerdos saharaui

A las cuatro y veinte de la madrugada del domingo aterrizaba el  vuelo chárter que, entre otras personas, nos había llevado a varios medios de comunicación hasta los campamentos de población refugiada saharaui. Todavía no habíamos despegado de Tindouf y la red de trolls que maneja la inteligencia marroquí ya nos había insultado en redes sociales a buena parte de los periodistas que informamos de lo que nos encontramos en estos campamentos y de la guerra que libran el Frente Polisario y Marruecos, después de que éste último rompiera en noviembre de 2020 el alto el fuego suscrito en 1991.

Seguir leyendo...

EEUU y Europa hacen frente común a la crisis de semiconductores

 


Tras la llegada a la Casa Blanca del demócrata Joe Biden, EEUU y la Unión Europea (UE) han querido estrechar aún más sus lazos con la creación del Consejo de Comercio y Tecnología (TTC, por sus siglas en inglés Trade and Technology Council). Son muchas las cuestiones que se podrán abordar en este marco, incluida la regulación de las grandes tecnológicas tras escándalos como el vivido recientemente con Facebook. Otros asuntos van desde el uso de la Inteligencia Artificial (IA) o, incluso, cómo atajar la desinformación, entre muchas otras.

La iniciativa parte con ambición y se han creado diversos grupos de trabajo en torno a una decena de temas clave:

        1. Estándares para tecnologías emergentes
        2. Tecnología verde
        3. Protección de las cadenas de suministro
        4. Seguridad de las TIC
        5. Gobernanza de datos
        6. Usos indebidos de la tecnología
        7. Controles de exportación
        8. Selección de inversiones
        9. Apoyo a las pymes
        10. Desafíos del comercio mundial

Para comenzar a andar, los próximos meses se centrarán en la detección de inversiones extranjeras, el uso de IA, los controles de exportación para tecnologías sensibles, estrategias de comercio mundial y la necesidad de asegurar las cadenas de suministro de semiconductores. Precisamente éste último fue el tema principal en la primera de las reuniones mantenidas.

Pittsburgh (EEUU) fue el escenario escogido para la primera reunión de este nuevo consejo, que si ya partía con cierta tensión por los aranceles que Donald Trump impuso, ésta se vio acrecentada tras la decisión por parte de Australia de cancelar un acuerdo con Francia relacionado con submarinos, optando en su lugar por EEUU (pacto de seguridad de Aukus entre EEUU, Reino Unido y Australia), con la consiguiente irritación de los galos. Esta tensión sienta un mal precedente y constata que aunque el TTC se trata de un consejo eminentemente tecnológico, las estrategias geopolíticas e industriales no se van a quedar fuera del tapete, enmarañándolo todo.

Así pues, en esta reciente reunión que se mantuvo a finales de septiembre, el acuerdo más importante al que se llegó fue el intento de reequilibrar las cadenas de suministro, especialmente en lo que a semiconductores se refiere. La carencia de chips está afectando a múltiples sectores, más allá del tecnológico, saltando incluso a la industria del automóvil pues los vehículos cada vez se encuentran más informatizados.

Aunque la jefa de competencia de Europa, Margrethe Vestager, compartió su satisfacción tras el encuentro, los resultados de este consejo van a paso lento y, de hecho, esta primera cumbre prácticamente se destinó a identificar las brechas existentes en la cadena de valor de semiconductores, así como buscar fortalecer la producción doméstica de los mismos para ir reduciendo la dependencia con Asia, algo que en el caso europeo es complicado sado su déficit tecnológico e inversor (aunque la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, anunció el pasado mes de septiembre planes para una ley europea de chips). Según datos de la Asociación de la Industria de Semiconductores (SIA), el 75% de toda la fabricación de semiconductores se encuentra en Asia Oriental, mientras que el 92% de los semiconductores lógicos altamente avanzados del mundo se fabrican en Taiwán.

La declaración conjunta refleja el deseo de “construir una asociación sobre el reequilibrio de las cadenas de suministro globales en semiconductores”. Para ello se ha establecido el compromiso de recopilar datos de la industria que ofrezcan mayor transparencia y confianza en las cadenas de suministro.

Por otro lado, en el punto de mira también se encuentra China –aunque no se mencionó explícitamente- y en el horizonte se vislumbra hacer tándem ante el gigante asiático y combatir la aproximación que éste tiene en el mercado, poniendo muchas más zancadillas a las empresas extranjeras en China de las que encuentra Pekín fuera de sus fronteras. En cuanto al tema arancelario EEUU-UE, ni siquiera se abordó, lo que evidencia las diferencias que aún habrá que ir puliendo.

Lecciones de vida desde un campamento de población refugiada

 Ayer partimos desde Madrid en un vuelo chárter hacia los campamentos de población refugiada saharaui. Más de 260 almas en un vuelo con cerca de una decena de nacionalidades distintas, cargadas de ilusión, que se dejaba notar en el bullicio que inundaba la terminal 4 del aeropuerto de Barajas, en esa mezcla de gritos, risas y llantos de los bebés que viajaban en la misma expedición que el sucio politiqueo de las altas esferas vetó para los profesionales de RTVE.

Seguir leyendo...

Ciberataques de vida o muerte

¿Se imagina que necesitara con urgencia una ambulancia y ésta, de camino a su casa, se desviara? ¿O que en la farmacia fuera imposible acceder a las recetas de su tratamiento? ¿O que acudiera a su sesión de quimioterapia y los equipos estuvieran averiados? Esas son las preguntas que se ha hecho el CyberPeace Institute, acompañándolas de una respuesta contundente: no hace falta imaginar, está sucediendo. 

Los datos hablan por sí solos. Durante los doce últimos meses, los ataques informáticos en el ámbito sanitario no han cesado, afectando a 113 organizaciones de 23 países. Así lo revela la investigación realizada por el CyberPeace Institute, que advierte que, a pesar de que en el 88% de los incidentes los sistemas se desconectaron –lo que dio lugar a una interrupción operativa de 115 días-, alrededor de 9,4 millones de datos médicos se vieron comprometidos. De hecho, según revela este organismo, en el 53% de los ataques los datos han sido filtrados o se han visto expuestos. 

Para la elaboración de esta investigación, se ha puesto en marcha un rastreador de incidentes cibernéticos (Cyber ​​Incident Tracer, CIT) bautizado CIT #HEALTH. La información se recopila a partir de fuentes públicas, cruzándose la información para tratar de obtener un mayor grado de precisión.

 


La exposición de este sector durante la pandemia y los ataques, en especial con la modalidad de ransomware, se han incrementado de manera muy significativa. Las preguntas al inicio de este artículo no eran una exageración para contribuir a sensibilizar sobre el tema: la investigación llevada a cabo revela que o bien las ambulancias o los pacientes entrantes fueron desviados en el 23% de los incidentes registrados. La calidad asistencial y, con ello, la vida de los pacientes se están viendo gravemente afectada, como indica el hecho de que en un 29% de los ataques tuvieran que suspenderse citas médicas o, incluso, cirugías. De hecho, ya el pasado mes de septiembre, en este mismo espacio, informábamos de la muerte de un paciente en Alemania como consecuencia indirecta de un caso de ransomware. Si comparamos Europa con EEUU, los ataques en el Viejo Continente se cifraron en 55, frente a los 151 incidentes estadounidenses, siendo los hospitales el objetivo prioritario en el primer caso y los especialistas médicos en el segundo.

 


Francia es el país que más amenazado ha tenido a su sector sanitario. - CyberPeace Institute.[/caption] De lejos en Europa, Francia fue el país más afectado con 18 ataques, seguido de Alemania con 8 e Italia con 6. En España se han registrado únicamente dos incidentes durante este periodo, en ambos casos se trató de ransomware aunque no han sido confirmados por las víctimas. Uno de ellos, se cree que a cargo de Conti en diciembre de 2020, se dirigió a un especialista médico, exponiendo datos personales procedentes de equipos de diagnóstico hasta que el rescate fue pagado. El otro, a cargo de Avaddon en marzo de este año, hizo públicos datos extraídos de un fabricante de implantes médicos.

Cultura para los olvidados

En aguas tan revueltas como las que no ha tocado navegar es una pena que el bono cultural de 400 euros para jóvenes que anunció ayer Pedro Sánchez sólo haya tenido verdadera repercusión cuando se ha generado polémica con los toros. La medida es positiva aunque, como todo, mejorable. Sin embargo, demuestra que este gobierno muestra más empatía que ningún otro con los segmentos de la sociedad más olvidados por la clase política; esta vez es el turno de la juventud.

Seguir leyendo...

La derecha y su doble rasero del intervencionismo

Ayer fue un gran día para la justicia social: el anuncio de la Ley de la Vivienda es un paso inédito hacia la resolución del grave problema de acceso a un techo digno que históricamente no han atajado ni los gobiernos del PSOE ni del PP, ya sea en el ámbito nacional, autonómico o local. Y, como siempre que se produce una noticia beneficiosa para los que menos tienen, las élites tachan la medida de intervencionismo... como si el intervencionismo fuera malo.

Seguir leyendo...