Estado policial

El huracán Bárcenas y las revelaciones publicadas hoy han conseguido desviar la atención sobre la constatación de que España se ha convertido en un Estado policial. El Gobierno del PP protege, consiente e, incluso, incentiva los abusos policiales denunciados en las redes sociales y la prensa internacional. Es un hecho y así lo confirma que Interior no sancione a ninguno de los antidisturbios -cada vez más conocidos como “prodisturbios”- por sus cargas policiales en la Estación de Atocha durante el 25-S.

Seguir leyendo...

No hay comentarios:

Publicar un comentario