Jorge Fernández Díaz no irá al cielo

El ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, no irá al cielo. No al menos en virtud de los criterios que marca su catolicismo abrazado en Las Vegas. Creo que se puede afirmar sin temor a equivocarse que este mundo es mucho peor gracias a personas como Fernández Díaz. Su crueldad con los inmigrantes, el desprecio con el que los ha tratado de manera sistemática es una prueba de ello.

La última desfachatez del ministro ha sido declarar hoy en una entrevista radiofónica que "los subsaharianos no piden el asilo". Claro, ¿cómo lo van a pedir si ni siquiera consiguen llegar a una ventanilla para poder presentar su solicitud? ¿Cómo van a pedir asilo, como marca el Derecho Internacional, si en el caso de que crucen desangrados las concertinas y lleguen a suelo español, se procede a las devoluciones en caliente? Así es imposible, señor ministro.

Seguir leyendo...

No hay comentarios:

Publicar un comentario