Esperanza Aguirre, deje de dar lecciones

Nunca soporté la soberbia de Esperanza Aguirre. Esa superioridad moral que siempre ha ejercido, como si caminara por encima del resto, como si hubiera que admirar su integridad. Basta ya de lecciones de moral, señora Aguirre. Váyase de una vez por todas con sus pucheros y su prepotencia y no vuelva más... salvo para rendir cuentas para una ciudadanía a la que ha defraudado... incluso, a la que hubo un tiempo que la jaleaba.

Seguir leyendo...

No hay comentarios:

Publicar un comentario