El talento obsceno en la banca

Sería ingenuo pensar que cuando un miembro del Gobierno critica abiertamente los sueldos que maneja la alta dirección del Ibex-35, sus cimientos tiemblan. Apenas se produce un rasguño, pero ya es más que a lo que estaba acostumbrada ese élite. Es lo que le ha sucedido a la presidenta del Grupo Santander, Ana Botín, cuando ha escuchado -y no es la primera vez- a la ministra de Trabajo, Yolanda Díaz (UP), afirmar que esas retribuciones son "obscenas". Botín ha tirado del socorrido "es el mercado" y punto.

Seguir leyendo...

No hay comentarios:

Publicar un comentario